Lacoste amplía su planta para fabricar su tradicional remera

La sustitución de importaciones es una de las premisas oficiales a las que decidió adherir la empresa Vesuvio, fabricante de la marca francesa Lacoste. Ayer, en un acto al que asistió Cristina Kirchner, en San Juan, una de las provincias más afines a la gestión kirchnerista, la compañía inauguró una nueva planta desde donde producirá las tradicionales remeras del cocodrilo. La idea es proveer –en partes iguales– al mercado interno y a la exportación.

Vesuvio tiene los derechos de fabricación y distribución de la marca francesa para Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay y acaba de invertir $ 6 millones en la puesta en marcha de la planta sanjuanina. El año pasado, la empresa ya había puesto en marcha la producción de unas 2.700 camisas de hombre y 600 de mujer.

Rodolfo Gotlib, CEO de Vesuvio, contó que, “del total de la producción de la nueva planta, se venderá al exterior el 50%, lo que representará US$ 5 millones, sustituyéndose así importaciones por U$S4 millones”. La firma comenzará produciendo 1.500 remeras por día, para alcanzar luego las 3.000.

Las remeras tendrán un precio al público cercano a US$ 67, posicionándose como las más baratas respecto a otros mercados. En Chile, valen US$ 87; en EE.UU., US$ 100 y en Europa y Brasil, US$ 120.

A diferencia de otras grandes marcas internacionales, como Polo Ralph Lauren, que emprendieron la retirada debido a las restricciones a las importaciones, Lacoste apostó por afianzarse en el país. Este año, Vesuvio invertirá más de $ 14 millones en la ampliación de su cadena comercial, al sumar puntos de venta en Galerías Pacífico y Unicenter, comentó Gotlib.

Argentina es el tercer país donde Lacoste autoriza a fabricar sus productos fuera de la casa matriz (los otros son Perú y China), y el primero donde Lacoste tiene una planta propia fuera de Francia. Aunque en el primer semestre las ventas estuvieron ligeramente por debajo de 2011, en los dos últimos meses repuntaron.

El Grupo Vesuvio-PCDA posee, además, las marcas Paula Cahen D’ Anvers, Cacharel y Penguin. En 2011 facturó $ 750 millones y, este año, llegarían a $ 920 millones.

Fuente: Clarin

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: